Mapa Web Facebook Twitter Youtube Instagram VKontakte Odnoklassniki
Página principal  < ¡Las Fuerzas Especiales Militares cumplen 70!

El 24 de octubre es el Día de las pequeñas unidades especiales de las Fuerzas Armadas de Rusia. Posteriormente fueron reorganizados primero en batallones, luego en brigadas que actualmente son la base de las fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia.

En las últimas décadas las fuerzas especiales de Rusia han recorrido un largo camino marcado por muchos hitos importantes y éxitos.

Oficialmente la historia de las fuerzas especiales comenzó en 1950 con el inicio de creación de compañías independientes especiales. Sin dudas, la decisión de crear las fuerzas especiales apareció con ciertas razones. La creación de las unidades militares semejantes a las pequeñas unidades especiales comenzó en el tiempo de necesidad objetiva de realizar acciones de reconocimiento y sabotaje en la retaguardia del enemigo. Pero los enfoques para resolver este problema diferían en distintos períodos de la historia militar de Rusia.

En los años de la Gran Guerra Patria los órganos de inteligencia militar de los frentes establecieron una gran cantidad de unidades militares especiales destinadas a realizar acciones de reconocimiento y sabotaje en la retaguardia del enemigo. Muchas de estas unidades contenían la palabra "especial" en sus nombres.

Al terminar la Gran Guerra Patria, todas las unidades y grandes unidades militares especiales destinadas a operar en la retaguardia del enemigo fueron disueltas. Pero a fines del decenio de 1940, a causa de cambios en la situación político-militar en el mundo y aparición de armamento nuclear, las tareas planteadas ante la inteligencia militar soviética adquirieron una validación cualitativamente nueva. La experiencia de la guerra que acababa de terminar demostró que era imposible resolver aquellas tareas sin unidades militares destinadas especialmente a ellas.

En octubre de 1950 la 2.ª Dirección General del Estado Mayor preparó la justificación de la necesidad de establecer pequeñas unidades especiales en las Fuerzas Armadas. Acorde con la directiva del 24 de octubre 1950 del Ministro de Guerra de la URSS el mariscal de la Unión Soviética A. Vasilévskiy, se establecieron 46 compañías independientes especiales.

La formación de las primeras compañías SPETSNAZ (así era la abreviatura adoptada en los años 50-60 del siglo pasado) se ejecutaba según lo previsto. En las actividades de enseñanza estaban involucrados los oficiales de inteligencia que tenían una gran práctica y experiencia combativa. Inicialmente la instrucción de las compañías SPETSNAZ estaba encabezada por la 2.ª Dirección General del Estado Mayor.

La atención especial en el proceso de formación de las compañías se prestó a la asignación del comando. La preferencia se daba a los oficiales con experiencia combativa.

A la fecha del 1 de mayo de 1951 las compañías SPETSNAZ estaban completamente formadas. Para cumplir las tareas planteadas, contaban con armas ligeras, minas y otros medios explosivos. A menudo las tareas de inteligencia se planteaban personalmente por los comandantes de tropas de las regiones militares y ejércitos.

A partir de formación de las compañías SPETSNAZ el comando les prestaba la atención especial. Recibían el armamento y material más moderno.

La instrucción combativa de las compañías se implementaba acorde con el currículo elaborado por la 2.ª Dirección General del Estado Mayor. En él se notaba la experiencia de partisanos y exploradores de los años de la Gran Guerra Patria.

La operatividad de las medidas tomadas y la experiencia de instrucción de las unidades de reconocimiento y sabotaje acumulada en los años de la Gran Guerra Patria contribuyeron al cumplimiento de la tarea planteada ante los órganos de inteligencia militar de crear las compañías y sentar las bases institucionales de las fuerzas especiales futuras.

En 1953 comenzó el establecimiento de unidades militares especiales en las flotas. Basándose en la experiencia combativa, se propuso a formar las pequeñas unidades especiales de exploradores buzos.

En 1957, gracias a la cantidad de las compañías SPETSNAZ, se establecieron los batallones especiales. En los años 1960 se formaron las brigadas especiales y la estructura de las fuerzas especiales de las FF. AA. de la URSS cambió considerablemente.

La "Guerra Fría" no dejó las fuerzas especiales sin trabajo combativo. A partir de los años 1960, sus efectivos participaban en operaciones combativas en varias regiones del mundo como consultores e instructores. En los años 1970–1980 las pequeñas unidades de exploradores buzos estaban en el servicio de combate fuera del país: en Angola, Mozambique, Etiopía, Nicaragua, Cuba y Vietnam. A fines de los años 1970 las fuerzas especiales de las FF. AA. de la URSS comenzaron su experiencia combativa en Afganistán.

Durante el período de actividad combativa formando parte del Contingente Limitado de las Tropas Soviéticas en Afganistán las grandes unidades y unidades militares especiales han ejecutado más de 3 000 operaciones. La mayoría de ellas estaba destinada a la prevención de suministros de armas y municiones hacia Afganistán desde los territorios de los países vecinos. En 1986 la inteligencia militar recibió la tarea de obtener el novísimo sistema portable de misiles antiaéreos estadounidense "Stinger" y las fuerzas especiales la cumplieron tras capturarlo con documentos el 5 de enero de 1987.

Desde mediados de los 1990, por iniciativa de las organizaciones de veteranos, cada año el 24 de octubre en las grandes unidades y unidades militares especiales se celebra el aniversario de establecimiento de las fuerzas especiales. Esta fecha reunió a los veteranos y militares de todas las categorías y edades llegando a ser el fundamento para preservar las tradiciones combativas y la educación patriótico-militar de la juventud. 

En 2000, en vísperas del 50 aniversario de la decisión de establecimiento de las compañías SPETSNAZ, los directivos de inteligencia militar propusieron a introducir el Día de las fuerzas especiales con apoyo del Consejo de Veteranos de Inteligencia Militar, de las organizaciones de veteranos "ROSÁ" y "SPETSNAZ-AS". La propuesta fue aceptada por el ministro de defensa y, acorde con su orden del 26 de julio de 2000, se adoptó oficialmente el Día de las fuerzas especiales de las Fuerzas Armadas que se celebra cada año el 24 de octubre.

Las fuerzas especiales se formaban basándose en la experiencia de la Gran Guerra Patria. Los ejemplos de exploradores de los años bélicos se incorporaron en la educación de muchas generaciones de efectivos de las fuerzas especiales.

La memoria sigue guardando los nombres de los que cumplieron su deber militar sin regresar vivos. Actualmente en todos los sedes de las grandes unidades especiales hay obeliscos dedicados a los fallecidos en varios conflictos armados.

En los últimos 70 años los efectivos de las fuerzas especiales muchas veces cumplían tareas gubernamentales importantes, tienen la experiencia de décadas de operaciones bélicas en Afganistán, Cáucaso del Norte y participación en operaciones pacificadoras fuera del país. Al mismo tiempo, las fuerzas especiales siempre y en todas partes cumplían honrosamente las tareas planteadas. Esto les da a las fuerzas especiales la mayor importancia y por eso recibe la atención aumentada de los directivos de las Fuerzas Armadas.

ServerCode=node3 isCompatibilityMode=false